Transborder S.A.S.

Transportes Internacionales

<p>Nuestra experiencia y alianzas con los mejores operadores logísticos son garantía en la coordinación del transporte multimodal.</p>
<p>Contamos con soluciones complementarias para el manejo integral de carga desde y hacia los principales puertos y aeropuertos del mundo.</p>
<p>Somos una compañía 100% colombiana presente en más de 200 puertos y aeropuertos  en el mundo dedicada al agenciamiento de transporte internacional.</p>
 

UE pondrá en marcha el TLC con Colombia en enero

10 de septiembre de 2012

Dentro de pocos días, el Parlamento Europeo comenzará a discutir el acuerdo, y todo apunta a que se convertirá en realidad en el comienzo del 2013.

Esta semana se cumplen cinco años del inicio de las negociaciones del acuerdo de libre comercio entre Colombia y la Unión Europea.

La fecha coincide con el comienzo de las deliberaciones en el Parlamento Europeo para la ratificación del TLC.

Tal y como van las cosas, el bloque pondrá en marcha el acuerdo con Colombia en enero del 2013, aunque en el país aún falta el aval del Congreso de la República.

Sobre este y otros temas, el director general adjunto de Comercio de la Unión Europea, João Aguiar Machado, habló con Portafolio.

¿Cómo la crisis ha afectado el comercio de la Unión Europea?

Es una situación muy difícil, confiamos en que se va a superar pero va a tomar tiempo.

Sin duda la crisis ha hecho que el mercado se reduzca un poco y que tenga menor dinamismo, pero yo no creo que tenga un impacto en las relaciones comerciales con el mundo.

Europa sigue siendo un gran socio y actualmente tiene una agenda muy activa de negociaciones.

Esto muestra que contrario a lo que dicen algunos, la región no se está cerrando sobre sí misma.

En esta coyuntura, ¿cómo han cambiado las oportunidades de inversión?

Hay oportunidades para Colombia, porque muchas empresas europeas están buscando mercados para crecer y como Europa está en crisis, entonces están mirando otros países para invertir.

Para Colombia esto no solo trae recursos que crean empleo y generan riqueza, sino que además permite aprovechar el conocimiento y la tecnología que los europeos tienen.

¿Y en el intercambio comercial?

En cuanto a las exportaciones colombianas, hemos visto que el año pasado crecieron y en el primer semestre del 2012 han disminuido a algunos de los mercados tradicionales, pero en conjunto aumentan. Más del 30 por ciento del comercio está concentrado en 10 países y la UE cuenta con 27 mercados, o sea que hay 17 que no están explorados y que se regulan con las mismas reglas que los demás, así que hay un potencial para mercados no tradicionales.

Colombia tiene mucho por hacer, en especial en los antiguos países del Este, que no eran socios tradicionales y que hoy hacen parte de ese mercado único y que ofrecen posibilidades de crecimiento para las ventas colombianas.

¿No preocupa que, a pesar del crecimiento, Europa pueda perder terreno frente a otros socios colombianos?

Creo que el acuerdo podrá ser un vehículo para que la UE continúe siendo un gran socio económico.

Si vemos como ejemplo lo que pasó con México, con quien hace 10 años se negoció un acuerdo menos profundo, el resultado en los primeros cinco años el comercio se duplicó y las inversiones crecieron 120 por ciento.

Países como China serán siempre una gran potencia, igual Brasil, pero UE es un socio más natural que los asiáticos, es más fácil que las empresas colombianas trabajen con las europeas que con las cunas o con suramericanas con nivel de desarrollo muy similar porque hay competencia.

¿Y la relación con Colombia?

Sí ha cambiado mucho, pero desde que se empezó a negociar el acuerdo. Para Colombia, esto era una forma de asegurar en el tiempo las preferencias arancelarias, y para Europa era más un enfoque político que comercial, pues había un objetivo de establecer relaciones privilegiadas, pues Colombia está en un proyecto regional que es la Comunidad Andina, aunque solo representa el 0,4 por ciento del comercio del bloque.

Hoy, la situación es diferente. Del lado europeo, el acuerdo estratégicamente es importante porque Colombia está promoviendo políticas y reformas económicas que apoya la UE.

Segundo, el mercado colombiano es de los más interesantes de Latinoamérica, es una economía que crece, con potencial y ahora más que inicia un proceso de paz que todos queremos que sea exitoso.

Y para Colombia no son solo las preferencias, sino que el acuerdo incluye servicios, compras públicas y, en medio de la agenda comercial de la UE, Colombia quiere preservar su posición.

¿En qué va el trámite del TLC?

Después de la rúbrica en junio, fue transmitido al Parlamento Europeo, que empezó a considerarlo en julio, y en breve empezarán las deliberaciones. La próxima semana comienzan dos fases del proceso, una es que el Comité de Comercio Internacional va a tener una discusión sobre el tema de salvaguardas y posteriormente dará su consentimiento sobre el acuerdo en general.

En noviembre pasará a discusión en plenaria, la expectativa es que vote favorablemente.

Ahí quedará listo y se podrá aplicar de manera provisional, en las condiciones actuales podemos ver con mayor certeza que la entrada en vigencia será en enero del 2013.

¿Por qué de manera provisional?

Un acuerdo comercial es competencia exclusiva de la UE, la cuestión es que a veces incluye temas adicionales que son competencia de los estados, como es el caso de los derechos humanos, pues hay inquietudes también en derechos sindicales, y no podemos entrar en una relación privilegiada sin ver estos aspectos importantes.

Lo que pasa es que la parte comercial puede ser puesta en vigor de una manera provisoria a partir de que el Parlamento lo apruebe y como el acuerdo es mixto, se tiene que ratificar por los parlamentos nacionales.

¿Colombia también tendrá que asumir compromisos como lo hizo con EE. UU.?

Hay una resolución que expresa preocupaciones con los derechos humanos y sindicales, y se le hicieron recomendaciones al Gobierno, pero se está trabajando en una hoja de ruta para que se demuestre que se busca mejorar la situación.

AGENDA COMERCIAL EN DESARROLLO

Actualmente, la Unión Europea avanza en una amplia agenda de negociaciones de acuerdos comerciales con distintos países y regiones. Al tiempo que terminó la negociación con Colombia y Perú, finalizó con Ucrania y algunos países centroamericanos.

Adicionalmente, está en el trámite para tener acceso preferencial a los mercados de Canadá, Singapur, Vietnam, India, Malasia y varios países africanos.

Pero, además, iniciarán negociaciones con otros socios comerciales de gran importancia, como es el caso de Estados Unidos y Japón.

En América Latina, empezarán a profundizar los acuerdos que existen con Chile y México y, adicionalmente, están en trámite de retomar las negociaciones con el Mercosur.

Aguiar Machado señala que hay interés de reforzar los vínculos con este bloque pero reconoce que la situación es complicada, por la entrada del nuevo miembro (Venezuela) y por los líos con Paraguay.

Fuente: Portafolio Septiembre 2012

Escribir un comentario